Esta es la primera entrada de la serie "La belleza oculta de los bosques"

Se acerca el Día Mundial de los Bosques y durante una semana el árbol, los bosques y el monte son los protagonistas de noticias y eventos para dar a conocer su importancia como proveedor de recursos naturales, sostenibles y renovables, protector de la biodiversidad y suministrador de servicios ecosistémicos. Pero tiene un lado oculto a nuestros ojos.

Las actividades humanas están directamente ligadas a los bosques. Son proveedores de madera y frutos. Son el equipo de limpieza del planeta, con las hojas, absorben dióxido de carbono para generar su alimento (de paso mitigan el cambio climático) y con las raíces, mejoran la calidad del suelo que filtra el agua de acuíferos y ríos para tener agua de gran calidad. Son los protectores de nuestros ecosistemas, ofrecen refugio a animales y plantas esenciales para el mantenimiento de nuestras actividades. Son el sistema sanitario de mundo, los necesitamos para limpiar nuestra mente y alma del estrés y la rutina de nuestras vidas urbanas.

Ahora bien, ¿sabías qué están presentes en la música, en los nuevos desarrollos tecnológicos o en la organización de empresas?.

Empecemos por la música. Por todos es sabido que, los instrumentos musicales fabricados por Antonio Stradivari (1644-1737), concretamente los violines, son inimitables. No ha aparecido un luthier que haya sido capaz de igualar el sonido de un violín Stradivarius.

Debido a esta circunstancia, los investigadores se pusieron manos a la obra para desvelar el misterio. Empezaron a investigar las características de los Stradivarius y descubrieron que estos instrumentos tan valiosos, tienen ciertas singularidades que proceden de la madera utilizada en estos violines, arce (Acer sp) y abeto (Abies sp) de los bosques de Cremona, Italia.

Durante el periodo de 1645-1715 los árboles padecieron el fenómeno llamado Mínimo de Maunder. Éste fue provocado por la desaparición de las manchas solares de la superficie del Sol durante estos 30 años. Esta situación degeneró en una disminución drástica de las temperaturas, que causó la denomina “Pequeña Edad de Hielo”. Esta eventualidad, hizo que el crecimiento de los árboles se ralentizara, creando unos anillos de crecimiento más juntos que se traduce en una madera más densa de lo habitual para dichas especies.

Pues esta particularidad de la madera que compone los Stradivarius que han llegado a la actualidad, es la culpable de la vibración y radiación del sonido tan característico y único de estos instrumentos. Tal es así que, que el violín llamado “Lady Blunt” fue subastado por 17 millones de dólares en 2011 y la viola “Cuarteto Nacional”, patrimonio español, tiene un valor estimado entre 100 y 140 millones de euros.

Interesante dato sobre el valor que puede aportar la madera en la música, aunque no es el único que tiene. En muchos otros ámbitos hablan del valor de las cosas, el internet del valor, pero tal como evoluciona la sociedad a la sostenibilidad, ¿has pensado en el valor de lo forestal? Te dejamos que lo pienses y seguimos otro día.

Informamos a los lectores que los puntos de vista y opiniones expresados en el texto pertenecen exclusivamente al autor, y no necesariamente a UDOE.

ACERCA DEL AUTOR

Ana Rodríguez Olalla

Buscadora de valor sostenible basado en la innovación y la naturaleza. “Para coger perspectiva, subo montañas”.